La misma burra, solo que más revolcada | News mx
Close

14 enero, 2020

La misma burra, solo que más revolcada

Somos unos masoquistas. Sí, de verdad. Puedo asegurarle que ya hizo un notable coraje tras enterarse de los nominados a los premios Oscar y lo que implican: que si es una barbaridad que no incluyeran a Mujercitas de Greta Gerwig, que Lupita Nyong’o no figure por ningún lado, que Parasite no haya sido colmada de nominaciones como sucedió con Joker o 1917. Claro, tampoco hay que dejar fuera a los fans de Avengers: Endgame que están furiosos porque Robert Downey Jr. no recibió la nominación a Mejor Actor.

 Ediciones pasadas de los premios Oscar nos han dejado con un pésimo sabor de boca.  ¿Recuerda cuál se llevó el premio a mejor película en el 2017? Ese año la gente volteó a ver las películas músicales otra vez gracias a La La Land (cosa que acaba de ocurrir con Cats, con catastóficos resultados). Todo pintaba para que la película, amada por unos y despreciada por otros, fuera la gran ganadora de la noche. Y sí, ganó, brevemente debido a un error. Quien se alzó con el gran premio fue Luz de Luna, del director Barry Jenkins. La La Land la pasan con frecuencia en la televisión por cable, a veces la dejo de fondo, y cuando viene alguna parte que me gusta especialmente, detengo lo que estoy haciendo y me paro frente a la televisión.

El 2018 fue un año amable con México, pues mucha gente se fue a festejar al Ángel de la Independencia la victoria de La Forma del Agua como mejor película de ese año. Llegó el 2019 con una lista de películas nominadas curiosamente decepcionante: Bohemian Rhapsody, Pantera Negra, Green Book, Nace una estrella… interesantes excepciones fueron , El vicepresidente, El infiltrado del KKKlan o la mexicanísima Roma. La elegida como mejor película fue la tristemente tibia Green Book: una amistad sin fronteras: tibia porque le faltó el caracter, el poderío visual, las actuaciones, las ganas de mostrar algo diferente, que todas las demás películas sí poseían.

Y a todo esto, ¿por qué nos cimbra tanto esta premiación? Simple: porque estamos inundados del cine estadounidense. Desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio TLC, la exhibición del cine mexicano ha sido condenado. Cinemex y Cinepolis, empresas que poseen la mayoría de las salas de cine mexicanas, aún piensan que fuera de las comedias románticas, el cine local sigue siendo aburrido para el público, y por lo mismo, poco o nada rentable, a esto solo hay que agregar la dificultad para ver cine extranjero que no provenga de EEUU.

Ya lo dijo Bong Joon-ho «Los Oscar no es un festival internacional de cine. Son muy locales». Por lo pronto, Netflix sigue aumentando su presencia, impulsando un cine por el cual los grandes estudios no quieren apostar, y eso probablemente la vayan a pagar pronto, muy caro. Ya luego hablaremos de eso.

Twitter – @spike_gig

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: